Mediocridad en el trabajo - ¿ vivir con ella, subsidiarla o erradicarla?

CONTENIDO
Descargar Articulo en PDF

Mediocridad en el negocio y sus resultados

Mediocridad en el negocio significa mantener, por un lapso de tiempo, resultados que no alcanzan el nivel de expectativa de la empresa. Resultados, siguiendo la definición del diccionario, inferiores, mediocres, ordinarios. Casi malos.

Altos directivos se quejan de que sus ejecutivos medios tienden a tolerar esos resultados por más tiempo del que debieran. En el fondo, nos preguntamos si ese fenómeno es solo privativo de “los ejecutivos medios” o también afecta a los altos directivos, aunque ellos no lo acepten.

En el mundo de la mediocridad existe un dicho (sobre todo en el sector público): mientras más alejado de la cima, mejor. El mensaje pareciera ser claro: “para qué tanto “exposure”. Si lo haces bien o lo haces mal, cuando se consolidan los resultados, tu contribución se desvanece.

Esto ultimo puede ser resultado de los deficientes mecanismos de evaluación de los resultados de negocio, por una parte, pero también de la premura con la que se elaboran los reportes “para la junta semanal”.

Debate # 1. Mediocridad en los resultados.

La pregunta surge: ¿porqué se toleran los resultados mediocres?

  • Hipótesis # 1. El resultado final es lo que cuenta . “Mientras yo reporte buenos resultados totales, puedo tolerar algunas áreas que no hagan contribuciones significativas; a esas después les meto mano”. Un después que raramente llega.
  • Hipótesis # 2. La apuesta por el conocimiento del negocio . “Siempre ha sido así, cuando pasemos estos meses malos todo se compone”. Pero sucede que los tiempos que vivimos han alterado tanto los negocios como su comportamiento por lo que ya nada es igual. Ni los ciclos de negocio.
  • Hipótesis # 3. La apuesta por el cambio . “Acaba de entrar, cuando agarre su paso y conozca el negocio, los resultados del área serán otra cosa”. ¿Pues no se supone que las empresas contratan (o promueven) talento? ¿Qué es entonces lo que hay que esperar?
  • Hipótesis # 4. Nobleza obliga . “Este negocio es muy noble, tarde o temprano va a dar lo que debe dar; así ha sido siempre”. Globalización o no, la competencia se acentúa en los mercados cada día con más ferocidad. Quizá el negocio va a dar de sí mas tarde que temprano. Quizá ya nunca más.

Y usted...¿cuántas otras razones ha encontrado en su empresa o en la de sus colegas?

¿Qué puede usted compartir con nosotros sobre experiencias exitosas para combatir la mediocridad en el negocio y en los resultados?

PARTE 1: Planteamiento